En este artículo  publicado en la Harvard Business Review (en inglés) explica por qué las personas cuando no sabemos de algo nos mostramos muy humildes y prudentes, pero en cuanto sabemos un poquito, de repente aparece el llamado “sesgo de exceso de confianza”

En este vídeo se muestra la impactante historia de Janusz Korzack…

Por su rostro e historia, quizás pudo haber sido una personalidad tipo 5 del Eneagrama.

El ideal eneatipo 5 es el humanismo. En su mejor estado los 5 son personas que sienten una gran compasión por el ser humano. La virtud del 5 es la generosidad: dar su tiempo, recursos, conocimiento y energía a causas que merecen la pena.

A nivel morfológico vemos en Janusz Korzack su frente amplia y ojos vivos –lo que nos da una idea de su inteligencia –era un profesor y un intelectual–.

A nivel emocional, la forma de sus pómulos y orificios de su nariz abiertos nos da una idea de su humanidad y sensibilidad –por ello dio su vida por sus alumnos del orfanato–.

Fue un gran hombre, deberían haber más personas así.

 

El otro día una alumna me preguntaba si cambiamos de personalidad durante la vida.

Estábamos dando los instintos en una clase de Eneagrama y ella se veía “transmisora”, aunque comentaba que en esta época de su vida se veía más “conservación”.

Generalmente nuestras tendencias biológicas dominantes las mantenemos durante toda la vida, lo que pasa es que en ciertos momentos de nuestro ciclo vital pueden tomar mayor relevancia unas u otras características.

Entonces, ¿cambiamos o no cambiamos de personalidad durante la vida?

Es decir, yo creo que no cambiamos ni de eneatipo (estructura cognitiva) ni de tendencias biológicas dominantes (reflejadas en nuestro ADN, instintos, temperamentos y morfología de nuestra cara).

Lo que sí hacemos durante la vida es evolucionar a través de un proceso de adaptación constante. Y dependiendo de esta evolución, con el paso del tiempo podemos parecer la misma persona de siempre (cuando no se produce mucha evolución) o parecer una persona completamente diferente (ha habido mucha evolución).

¿Cuándo se empieza a crear la personalidad?

Desde el nacimiento ya es posible ver en un niño sus características biológicas reflejadas en su cuerpo y en su cara (sus características mentales, emocionales y físico-viscerales); más tarde empezamos a ver sus instintos (si son más sociales, conservacionales o transmisores) y en el momento en que los niños empiezan a hablar comienzan a crear sus estructuras cognitivas (eneatipo del Eneagrama).

Entonces, la personalidad se empieza a crear en los primeros años de infancia, pero evoluciona (de una manera u otra, dependiendo de nuestras decisiones personales y circustancias vitales) a lo largo de toda la vida.

¿Y cómo se forman nuestros sistemas de creencias?

En base a nuestras experiencias de vida y la forma de percibir las cosas creamos unos patrones o estructuras neurológicas sobre las cuales el cerebro empieza a construir el mapa a través del cual interpreta la realidad. Ahora bien, una vez que establecemos una estructura cognitiva (sistema de creencias) esta actuará como filtro perceptivo, y a partir de ahí todos nuestros pensamientos y emociones tendrán un “sesgo”.

Pongamos el ejemplo de los instintos, pero veamos antes este vídeo:

Imaginemos el ejemplo de una mujer que tenga como instinto dominante el transmisor (necesidad de sentirse vivo y activo), pero debido a su momento vital (ser madre de niños pequeños) el instinto que toma más relevancia por necesidad es el conservación (cuidado del hogar, nutrición, aseo y educación de los hijos…).

¿Qué le sucederá a esta madre cuando sus niños sean mayores y exijan menos “cuidados conservacionales”? pues volverá a sentir la necesidad de “transmitir”: dejar un legado, conseguir metas y objetivos, sentirse viva, enérgica y pasional.

Ya sabemos por Mario Sikora, que los sociales suelen tener el instinto conservación descuidado, olvidado y dejado de lado; si ponemos el ejemplo de otra mujer de instinto social, en el momento que tenga un bebé de repente su instinto de conservación (maternal) se impondrá por naturaleza. Eso no quiere decir que esta mujer deje de ser social, sino que las circustancias de la maternidad le “inducen” a que tenga que cuidar más de la conservación (nutrir, cuidar y educar a un niño en el hogar).

Por supuesto que una mujer social disfrutará de la maternidad, pero sufrirá un conflicto interno porque también le gustaría hacer cosas propias de su instinto social (salir con los amigos, conocer gente nueva, participar en los grupos clubs sociales, parroquia, peñas… también querrá leer y aprender cosas sobre el ser humano…).Pongamos ahora un ejemplo con los eneatipos:

Poniendo el caso de un eneatipo 6, ya sabemos que es una persona que busca la seguridad, pero en mi vida he conocido a muchos 6 que después de un tiempo se han cansado de sí mismos, de su excesiva prudencia, del vacío y del aburrimiento en sus vidas, y entonces se cargan de ansiedad y de repente mandan todo a tomar por saco, rompen sus esquemas y se lanzan impulsivamente a hacer cosas que nunca antes habían hecho.

El caso más impactante sería el de un eneatipo 6 de instinto conservación, puesto que generalmente su tendencia de comportamiento y de toma de decisiones será más fóbica, cautelosa o prudente. Sin embargo, puede haber circustancias en su vida que en un momento dado le lleven a pasar a la acción, lanzarse al vacío y parecer a ojos de los demás que está llevando a cabo una acción contrafóbica o arriesgada. Pasar de la fobia a la contrafobia (o viceversa) es propio de todos los tipos 6, es decir, que puedes ver conductas fóbicas y contrafóbicas tanto en un 6 conservación, un 6 social o un 6 sexual-transmisor.

Y esta es una de las paradojas más impactantes que he visto con el eneagrama cuando he conocido a muchos 6 conservación que han pasado muchos años en silencio y cautela, y de repente un día se han cansado de tanta “seguridad, ansiedad y/o aburrimiento” y han mandando su conservación al carajo.

Por poner un caso, el de aquel 6 que llevaba toda la vida trabajando de funcionario en un trabajo “seguro” de repente deja el trabajo y se pone a viajar o a emprender un negocio arriesgado. O de aquel 6 que llevaba años en una relación estable y de repente un día toma la decisión impulsiva de dejarla (después de meses de dudar si dejarla o no…) y se pone a iniciar una nueva vida o probar con otras parejas.

Los seres humanos somos paradójicos 🙂

Mi opinión es que para entender al ser humano hemos de entender sus paradojas y contradicciones. Muchas veces las personas “nos acabamos cansando de nosotros mismos” y empezamos a funcionar al revés, haciendo cosas que nunca antes habíamos hecho.

Así pues, si queremos comprender el eneagrama y entender a las personas, sus eneatipos, sus instintos y temperamentos, hemos de comprender que no somos siempre personas lineales y predecibles, sino que, como sistemas vivos que somos, estamos en constante evolución, aunque no nos demos cuenta de ello.

Esto es lo mismo que decir que las personas no somos sistemas estáticos sino dinámicos,  y como tales evolucionamos para adaptarnos a nuestras circustancias, por lo tanto, nuestras conductas pueden variar según el momento, la situación y las personas con quien estemos.

Este estado de constante evolución y adaptación hace que muchas veces parezca que tenemos “conductas paradógicas o contradictorias” en nosotros, puesto que a veces nos comportamos de una manera y en otras ocasiones, de una manera completamente diversa.

Ambos extremos de nuestra personalidad suelen ser reacciones pendulares que tienen un propósito adaptativo.

Un eneatipo 6 piensa en términos de seguridad y quiere sentirse seguro, es decir, su estrategia cognitiva dominante le impulsa a buscar la seguridad: a veces la encontrará quedándose tranquilito y protegido en su casa, pero otras veces la buscará recorriendo el mundo o lanzándose contrafóbicamente al vacío en paracaídas o cogiendo la moto yendo a 160 km/h por la autopista.

 

Nota: Para mi hablar de “un eneatipo” es lo mismo que hablar de “un sistema de creencias”, “una estrategia cognitivo-emocional” o “un sesgo o filtro perceptivo de la realidad”.Alberto Peña Chavarino

Para más información sobre instintos os recomiendo el trabajo de mis profesores y amigos Mario Sikora http://mariosikora.com/ e Isabel Salama http://www.isabelsalama.com/

[vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]El año pasado descubrí la Morfospicología, y estoy fascinado por cómo me está ayudando a identificar y comprender mejor a los 9 eneatipos del Eneagrama y sus 27 variantes instintivas.

En la actualidad estoy introduciendo la morfopsicología en todos mis cursos de Eneagrama, en mis consultas privadas de Autoconocimiento, en los cursos de coaching en empresa y en la consultoría de selección de personal.

¿Qué es la morfopsicología? es el estudio de la personalidad mediante el estudio del rostro. Como dice el dicho, “la cara es el espejo del alma”. Me estoy dando cuenta que la morfopsicología lo que nos enseña es la base temperamental de la personalidad, es decir, las cualidades mentales, emocionales y físicas de las personas. Actualmente estoy haciendo un estudio relacionando la morfopsicología con el Eneagrama junto a mi amigo y compañero David Pozo Gutiérrez, que fue quien me introdujo en esta nueva ciencia. Próximamente haré un vídeo sobre este tema y publicaré algún estudio.

Así pues, uniendo el Enagrama, la Morfopsicología y la Psicología Comparada de los Instintos estamos creando un método que describe al ser humano desde 3 perspectivas:

  1. La Cognitiva. El eneagrama nos muestra 9 formas de ver la realidad. Son 9 tipos de gafas a través de las cuáles percibimos el mundo. Son 9 estrategias, sesgos ó filtros perceptivos. Y cada uno de nosotros tiene un paradigma específico a través del cual comprende (cognición) la realidad.
  1. La Instintiva. La Psicología Comparada, la Biología y la Etología nos muestra cuáles son nuestros impulsos de supervivencia y reproducción animal. Tenemos instinto social -de interrelación en los grupos, conservación -de supervivencia, autocuidado y cuidado de los demás- y sexual-transmisor -de transimisión de genes, ideas o emociones-.
  1. La Temperamental. La morfopsicología y la Fisionomía estudian el determinismo biológico del carácter. Es decir, cuáles son nuestras capacidades básicas y nuestras áreas preferentes en la vida: la emocional, la intelectual ó la física.

Partiendo de estas 3 metodologías nos estamos centrando en 5 áreas de trabajo:

  1. ESTUDIOS DE AUTOCONOCIMIENTO

En los estudios de autoconocimiento individualizados lo que hacemos es ayudar a nuestros consultantes a que entiendan por qué son como son, por qué piensan como piensan y por qué reaccionan y tienen ciertos comportamientos. Les ayudamos a ver sus contradicciones internas: por qué quizás piensan (cognitivo) y desean una cosa pero acaban dejándose llevar por sus impulsos (instinto). También les ayudamos a ver con más claridad sus virtudes y defectos, sus potencias y limitaciones partiendo de sus capacidades temperamentales visibles en su rostro y su cuerpo.

La clave de un buen estudio de autoconocimiento es ayudar a nuestros consultantes a aceptarse tal como son, valorar sus virtudes, potenciar sus capacidades y sacar lo mejor de si mismos.

  1. ORIENTACIÓN LABORAL 

Una utilización práctica del autoconocimiento es la orientación laboral. Como decía el sabio: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”. En nuestra consulta privada ayudamos a las personas a conocer su tipo de personalidad y para qué tipo de trabajo estarían mejor cualificados. Cuando uno sabe cómo es, comprende mejor hacia dónde puede ir.

  1. SELECCIÓN DE PERSONAL

Ya hemos hecho unos cuantos procesos de selección en diversas empresas y por ahora los resultados son bastante acertados. Pongamos algunos ejemplos:

1. Desde el Eneagrama: no es lo mismo tener un directivo 8 que un directivo 3. Un jefe 8 tiene la fuerza y el liderazgo para empujar a las personas a la acción, mientras que un directivo 3 es más astuto y tiene mejores habilidades de comunicación, lo cual le hacen más motivador y “vendedor”.

2. Desde la Morfopsicología: no es lo mismo tener una secretaria con la frente recta que con la frente inclinada, a nivel temperamental su tipo de inteligencia cambia: la frente recta es más reflexiva, mientras que la inclinada será más impulsiva, así pues, dependiendo de un tipo de morfología u otro serán secretarias más útiles para un trabajo administrativo o para un trabajo de relaciones institucionales.

3. Desde los Instintos: no es lo mismo un ingeniero de instinto social que uno de instinto conservación. El social será un buen “Ingeniero comercial” mientras que el conservación será un buen “Ingeniero técnico”.

  1. RELACIONES DE PAREJA

Otra de las especializaciones que estamos desarrollando es el estudio de la compatibilidad en las relaciones de pareja. Nos vienen personas y parejas a la consulta porque quieren comprender mejor cómo es su cónyuge ó novio/a, y también descubrir el grado que tienen de compatibilidad de caracteres en aras a diseñar un futuro juntos.

También un mayor conocimiento de la pareja ayuda a aprender a comprender y a no juzgar. A saber cómo reducir un poco los aspectos negativos del propio comportamiento y saber valorar las virtudes de la persona querida.

  1. RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS

Y por último, las familias y las empresas nos están solicitando cada vez más nuestros servicios de mediación en conflictos. A través de la psicología de la personalidad podemos conocer el perfil psicológico de cada una de las personas que están involucradas en el conflicto, de modo que podemos entender mejor las dinámicas emocionales que retroalimentan el conflicto. También podemos ayudar a cada una de las partes a entender mejor sus propias intenciones ocultas y comprender mejor las necesidades y motivos del otro.[/vc_column_text][divider line_type=”No Line” custom_height=”40″][vc_column_text]En este vídeo explicamos nuestra triple metodología (cognitiva, instintiva y temperamental) para identificar los 9 tipos básicos del eneagrama según sus 9 estrategias cognitivas, sus 27 variantes instintivas y las diferencias morfopsicológicas y temperamentales individuales de cada persona:[/vc_column_text][divider line_type=”No Line” custom_height=”40″][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=JfZ8A5-oAKM”][divider line_type=”No Line” custom_height=”20″][image_with_animation image_url=”14020″ alignment=”center” animation=”Fade In” box_shadow=”none” max_width=”100%”][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][vc_column_text]Alberto Peña Chavarino


Bibliografía recomendada:
El Rostro alma del cuerpo, Isabella Herranz
El Rostro y la Personalidad, Julián Gabarre
Rostros y Caracteres, Louis Corman
Guía de Morfopsicología, Moisés Acedo Codina[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

[vc_row type=”in_container” bg_position=”left top” bg_repeat=”no-repeat” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left”][vc_column width=”3/4″][vc_column_text]El Coaching Estratégico se basa en ayudar a las personas a resolver problemas complicados con soluciones aparentemente simples”.

Una de las técnicas del Coaching Estratégico es la “Reprogramación Cognitiva”, es decir, ayudar a la persona a cambiar sus percepciones, ideas y creencias para que busque una forma más adaptativa de ver la realidad.

A continuación vemos las 9 estrategias cognitivas del Eneagrama, y en qué pueden devenir si cada eneatipo las lleva al exceso, es decir, qué sucede cuando cada eneatipo se obsesiona con su manera particular de entender, sentir y actuar ante la vida:

Estrategia Cognitiva  Llevada al exceso puede devenir en:
1.    perfecto

2.    conectado

3.    destacado

4.    Único y especial

5.    distanciado.

6.    seguro.

7.    estimulado

8.    poderoso.

9.    paz.

1.      Rígido, perfeccionista, criticón, hipócrita

2.      Dependiente, exigente, manipulador

3.      Poco transparente, aparentador, falso

4.      Raro, estrambótico, melancólico, odioso

5.      Aislado, desapegado, huidizo, frío

6.      Cobarde, miedoso, dudoso ó agresivo

7.      Disperso, guloso, insatisfecho, sufriente

8.      Arrogante, mandón, pelele, desafiador

9.      Pachorra, empanado, indolente, negligente

[/vc_column_text][divider line_type=”No Line” custom_height=”40″][vc_column_text]A continuación, en esta imagen exponemos un modelo de “Reprogramación Cognitiva” que explicamos en nuestros cursos de Coaching Estratégico con Eneagrama:[/vc_column_text][divider line_type=”No Line” custom_height=”40″][image_with_animation image_url=”14016″ alignment=”center” animation=”Fade In” img_link_target=”_self”][divider line_type=”No Line” custom_height=”20″][vc_column_text]Y aquí tenemos un vídeo donde explicamos las 9 estrategias cognitivas, filtros o gafas a través de los que ven la realidad cada uno de los 9 tipos de personalidad del Eneagrama:[/vc_column_text][divider line_type=”No Line” custom_height=”20″][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=aYl0tBQat7k”][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][vc_column_text]Alberto Peña Chavarino


Bibliografía recomendada:
Coaching Estratégico, Giorgio Nardone[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/4″][/vc_column][/vc_row]

[vc_row type=”in_container” bg_position=”left top” bg_repeat=”no-repeat” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left”][vc_column width=”3/4″][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=JfZ8A5-oAKM”][vc_column_text]Para poder identificar bien a las personas con el Eneagrama es necesario entender bien las diferencias instintivas de cada eneatipo.

Iniciamos una nueva serie de 9 vídeos donde vamos a ir explicando uno por uno los 9 tipos de personalidad básicos del Eneagrama y  las 3 variantes instintivas de cada eneatipo, siendo en total 27 subtipos.

¡Espero que os gusten!

Si quieres aprender más de Eneagrama, te recomiendo hacer los cursos presenciales en Madrid “Experto en Eneagrama” ó el curso online “Descubre tu Personalidad”[/vc_column_text][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][vc_column_text]Alberto Peña Chavarino[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/4″][/vc_column][/vc_row]

[vc_row type=”in_container” bg_position=”left top” bg_repeat=”no-repeat” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left”][vc_column width=”3/4″][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=InFJTxPy97g”][vc_column_text]La clave para entender el Eneagrama e identificar bien a los 9 tipos de personalidad es comprender sus 3 variantes instintivas: social, conservación y sexual-transmisor.

Así pues, ¡tú podrías ser un 5 social, o un 7 conservación o un 2 sexual-transmisor!

¡Y realmente el instinto modifica muchísimo la personalidad! Esto quiere decir que si conoces a tres personas con el mismo eneatipo 6 y cada una de ella tuviera un instinto dominante diferente, realmente parecerían tres personas muy diferentes entre sí.

Por ejemplo, todos los eneatipos 6 buscan la seguridad, pero un 6 conservación buscará más la seguridad en temas conservacionales (dinero, recursos, familia, casa…), un 6 social buscará la “seguridad social” (en amigos y grupos), y un 6 sexual – transmisor buscará la seguridad mediante conductas “transmisoras” (mostrar sus capacidades a los demás, lograr metas, superar riesgos…)

La teoría de los 3 grandes sesgos instintivos (social, conservación y sexual-transmisor) es la clave para poder entender bien los 3 subtipos de cada uno de los 9 tipos de personalidad del Eneagrama.

Cuando empecé a estudiar Eneagrama hace ya 10 años al principio me costaba mucho identificar a los 9 tipos de personalidad: sí que es verdad que conocía a muchas personas que encajaban perfectamente con la descripción general de cada eneatipo, sin embargo, había otras muchas personas que se me escapaban y era incapaz de identificarlas bien (¡una de ellas era yo mismo!).

Éste es un problema que tenemos muchos de nosotros al comenzar con el Eneagrama, así que si a ti te haya sucedido lo mismo que a mi, piensa que para identificar bien a las personas hay que tener siempre en mente de las 3 variantes de cada tipo (3 subtipos) que se producen según la tendencia instintiva dominante. Es decir, que dentro de cada uno de los 9 eneatipos hay 3 subtipos, por lo cual en realidad no hay sólo 9 sino 27 tipos básicos.

Es decir, que dentro del eneatipo 1 habrá un subtipo 1 social, otro 1 conservación y otro 1 sexual/transmisor, y así sucesivamente con los 9 eneatipos.

Y realmente el instinto cambia muchísimo la personalidad, puesto que hay una constante interacción entre las 9 estrategias cognitivo-emocionales y los 3 sesgos instintivos.

Hace años no se conocía bien cómo funcionaba esta teoría de los 3 instintos. Sin embargo, gracias a investigadores como mi profesor Mario Sikora, hoy en día tenemos una idea mucho más clara de cómo los sesgos instintivos influyen en nuestras percepciones de la realidad.

Por ejemplo, en el libro “La sabiduría del Eneagrama” de Riso y Hudson no viene bien explicada esta teoría, y su teoría de las alas probablemente fuera un intento de comprender cómo funcionan las 3 tendencias instintivas de cada tipo.

Aquí tienes 3 artículos donde explico cómo trabajar con los instintos para el desarrollo personal:

  1. Instinto de conservación
  2. Instinto social
  3. Instinto sexual – transmisor

Si quieres aprender más de Eneagrama, te recomiendo solicitar una consulta personal de autoconocimiento, hacer alguno de los 3 cursos presenciales en Madrid del programa “Experto en Eneagrama” ó también hacer el curso online “Descubre tu Personalidad”[/vc_column_text][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][vc_column_text]Alberto Peña Chavarino[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/4″][/vc_column][/vc_row]

[vc_row type=”in_container” bg_position=”left top” bg_repeat=”no-repeat” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left”][vc_column width=”3/4″][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=oCt5rPQjD60″][vc_column_text]Nunca me dejará de sorprender la sabiduría que tiene el Eneagrama.

La idea fundamental que aporta el Eneagrama para conocerse a uno mismo y entender mejor a los demás se resume en que hay 1 sola cosa que nos mueve y nos “domina” durante cada uno de los días que vivimos en la vida.

Es como si viviéramos con un programa metido en nuestra cabeza que nos lleva en la dirección de la búsqueda de un deseo fundamental, sin el cual no nos sentimos bien.

Este deseo de lo que queremos conseguir o búsqueda de cómo nos queremos sentir se resume en 9 patrones subconscientes o estrategias neurológicas:

Por ejemplo, para algunas personas lo prioritario en sus vidas es sentirse seguros (como los tipos 6), esto quiere decir que sin este estado o sentimiento de seguridad lo demás va a ser secundario en sus vidas. Para otras personas lo prioritario es destacar ó sentirse valiosos a través del logro (como las personas tipo 3)…

Según la neurociencia nuestros sesgos cognitivos (tendencias ó maneras de pensar y percibir la realidad) provienen de nuestra personalidad, de nuestro temperamento y biología. Y según el Eneagrama cada uno de nosotros tenemos una estrategia cognitiva – emocional dominante que sesga nuestros pensamientos, sentimientos y conductas en la búsqueda de un deseo.

Este esfuerzo inconsciente hace que de manera automática enfoquemos nuestra atención a ciertos aspectos e ignoremos otros. Según Mario Sikora las 9 estrategias son:

1. El tipo 1, “se enfoca” en ser perfecto.

2. El tipo 2, “se enfoca” en conectar.

3. El tipo 3, “se enfoca” en destacar.

4. El tipo 4, “se enfoca” en ser único.

5. El tipo 5, “se enfoca” en mantener distancia emocional.

6. El tipo 6, “se enfoca” en estar seguro.

7. El tipo 7, “se enfoca” en estar estimulado.

8. El tipo 8, “se enfoca” en ser poderoso.

9. El tipo 9, “se enfoca” en estar en paz.

No hay nada malo en que cada tipo de personalidad valore su propia búsqueda y se enfoque en su estrategia, siempre y cuando lo haga de forma adaptativa. Los problemas aparecen cuando cada uno de nosotros nos excedemos en nuestra estrategia, y nos obsesionamos con lograr aquello en lo que nuestra atención se fija de manera automática.

Si quieres aprender más de Eneagrama, te recomiendo hacer alguno de los cursos presenciales en Madrid “Experto en Eneagrama” ó el curso online “Descubre tu Personalidad”[/vc_column_text][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][vc_column_text]

[/vc_column_text][vc_raw_html]JTNDZGl2JTIwY2xhc3MlM0QlMjJmYi1jb21tZW50cyUyMiUyMGRhdGEtaHJlZiUzRCUyMmh0dHBzJTNBJTJGJTJGd3d3LmZhY2Vib29rLmNvbSUyRmFsYmVydG8ucGVuYWNoYXZhcmlubyUzRmZyZWYlM0R0cyUyMiUyMGRhdGEtd2lkdGglM0QlMjIxMDAlMjUlMjIlMjBkYXRhLW51bXBvc3RzJTNEJTIyMjAlMjIlM0UlM0MlMkZkaXYlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column][vc_column width=”1/4″][/vc_column][/vc_row]

[vc_row type=”in_container” bg_position=”left top” bg_repeat=”no-repeat” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left”][vc_column width=”3/4″][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=JfYfY3dG9q4″][vc_column_text]La palabra autoestima no significa lo mismo para todo el mundo. Cuando hablan de autoestima cada uno de los 9 tipos de personalidad siente una emoción diferente.

Por ejemplo, las personas emocionales relacionan la autoestima con el sentimiento de valor personal (autovalía): “si yo me siento valioso, querido, importante y vivo una vida emocionante, tengo autoestima”; es decir, la autoestima para los emocionales tiene que ver con su sentido de identidad personal, la valoración que hacen de ellos los demás (sus relaciones) y las experiencias que les hacen sentir únicos, especiales e importantes.

Aunque puede parecer que esto es válido para todo el mundo, en realidad las personas mentales y viscerales no suelen tener este tipo de problemas de autoestima relacionadas con su identidad, relaciones y vida emocional. Para los mentales la autoestima tiene que ver más con el sentido de “auto-orientación” y para los viscerales con la sensación de “autocontrol”.

En el caso de las personas mentales el sentimiento de autoestima está ligado al sentimiento de “autoconfianza”, es decir, los mentales se sienten bien consigo mismos cuando tienen la sensación de  seguridad, de ser capaces, de tener una orientación clara, de sentir que pueden guiarse por sí mismos, tomar sus propias decisiones y poder elegir lo que les gusta y les satisface.

Y con las personas viscerales, la sensación de autoestima aparece cuando sienten que tienen el control de su mundo interno (autocontrol) y de su mundo externo. Los viscerales son personas eminentemente prácticas, y también reactivas. La sensación de autocontrol aparece cuando sienten que pueden dominar sus reacciones e impulsos automáticos para lograr lo que quieren. La sensación de control externo viene cuando se sienten independientes y son capaces de dominar (8), armonizarse (9) u optimizar (1) su entorno: su trabajo, su casa, su espacio físico, sus relaciones y en general, su forma de vivir y hacer las cosas.

Por este motivo es tan importante el autoconocimiento: porque nos ayuda a identificar exactamente la causa o el mecanismo de nuestros defectos, malos hábitos y conductas negativas. Y una vez identificadas estas áreas de mejora, nos ayuda a aclararnos las ideas y saber cómo ponernos manos a la obra en mejorarnos a nosotros mismos y trabajar en pos de nuestro desarrollo personal.[/vc_column_text][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][vc_column_text]Alberto Peña Chavarino[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/4″][/vc_column][/vc_row]

[vc_row type=”in_container” bg_position=”left top” bg_repeat=”no-repeat” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left”][vc_column width=”3/4″][vc_column_text]Nuestra madre, la persona más experta en nuestro autocuidado y supervivencia, ya nos lo advertía de pequeño: cuídate, come bien y duerme bien; vete pronto a la cama, no trasnoches, no comas guarrerías, come más verdura y fruta…

Los expertos en salud nos recuerdan la importancia de hacer deporte y estar activo físicamente, tanto para disfrutar de una mayor energía diaria como para prevenir enfermedades cardiovasculares. Hacer actividades deportivas de mantenimiento del tono muscular que potencien la resistencia, la fuerza y la elasticidad.

Los expertos en medicina nos recuerdan la importancia de hacernos un chequeo médico al menos una vez al año, y mantener buenos hábitos de autocuidado: el aseo personal diario, lavarnos las manos al llegar a casa, taparnos para no resfriarnos en invierno, echarnos crema solar en verano, evitar la insolación…

Los expertos en finanzas familiares nos avisan de la necesidad de ahorrar y prever el futuro, hacernos planes de pensiones y seguros privados de salud. No gastar más de lo que se tiene, y sólo gastar más para realizar inversiones productivas (que nos generen activos personales o financieros en el medio y largo plazo).

Los expertos en gestión del tiempo nos recomiendan la importancia de mantener diaria o semanalmente un cierto orden en la organización de nuestra casa y oficina. También inciden en que para lograr la conciliación familiar y laboral es necesario llevar a acabo cierta planificación de las tareas y objetivos que nos proponemos a corto, medio y largo plazo.

Los emprendedores y empresarios de éxito reconocen que la clave de su alto rendimiento se debe a su alto nivel de energía, y este alto nivel de energía lo mantienen gracias a llevar diligentemente ciertos hábitos de salud diarios como son acostarse pronto, levantarse pronto, hacer deporte intenso todos los días y mantener una dieta variada.

Los expertos en psicología familiar y de pareja recomiendan dedicar un tiempo a la semana para organizar la casa, administrar las tareas del hogar y disponer de un tiempo de calidad para compartir y disfrutar de la intimidad.[/vc_column_text][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][image_with_animation image_url=”13642″ alignment=”center” animation=”Fade In” img_link_target=”_self”][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][vc_column_text]EL INSTINTO DE CONSERVACIÓN

¿Qué es el instinto de Conservación? Según el Eneagrama y la ciencia biológica, el instinto de conservación es el instinto de supervivencia, de autocuidado, de gestión eficiente de los recursos, de cuidado de nuestro “nido”, cría de hijos, cuidado de los familiares, cuidado de la salud, las finanzas y el tiempo.

Mario Sikora utiliza la metáfora de la ardilla como un ejemplo arquetípico del instinto de conservación: las ardillas recogen nueces y las guardan para el invierno, cuidan sus nidos, hibernan en invierno… También utiliza la imagen de los monos para señalar al instinto social, y al pavo para el instinto transmisor.

El instinto de conservación es la base fisiológica que sustenta la vida y aporta la energía necesaria para que el cuerpo funcione correctamente. Es decir, que si nuestro instinto de conservación no está bien, el resto de las áreas de nuestra vida se van a ver afectadas. Y por el contrario, cuando nuestro instinto de conservación está sano y equilibrado, nos aporta un extra de energía que nos ayuda a tener un mayor control de nuestra realidad.

El instinto de conservación es el primero de los instintos, porque aporta la energía necesaria para vivir. Sin energía, sin salud, sin vitalidad, el resto de las áreas de nuestra vida se verán anuladas.

Siguiendo la teoría instintiva que hemos visto en los anteriores artículos, recordemos que existen 3 grandes grupos o tendencias instintivas en los animales y en los seres humanos: el instinto de conservación, el instinto social y el instinto sexual / transmisor. Los instintos son los impulsos biológicos que hacen posible la vida y el desarrollo de los individuos en la naturaleza. Los instintos son la base de la vida y el bienestar de una especie.[/vc_column_text][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][image_with_animation image_url=”13636″ alignment=”center” animation=”Fade In” img_link_target=”_self”][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][vc_column_text]EL INSTINTO SOCIAL

El instinto social es el instinto de pertenencia a los grupos, de ayuda mutua, de cooperación, de compartir ideas y recursos con otros miembros de tu especie. Es el instinto que hace que nos sintamos bien en los grupos, que tengamos buenas habilidades sociales, que nos guste estar con la gente, que sepamos gestionar los conflictos interpersonales. El instinto social se basa en el principio de reciprocidad: compartir los recursos mutuamente. Igual que hacen los monos: yo hoy comparto mis plátanos contigo, para que tu mañana -si a mi me falta- de manera natural compartas tus plátanos conmigo. Yo te quito los piojos y parásitos a ti, y tú me los quitas a mi. Es el principio de ayuda mutua, compañerismo y sentido social.[/vc_column_text][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][image_with_animation image_url=”13643″ alignment=”center” animation=”Fade In” img_link_target=”_self”][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][vc_column_text]EL INSTINTO SEXUAL / TRANSMISOR 

El instinto sexual / transmisor es el instinto de lucha, de progreso, de empuje, de ganas de lograr nuestras metas y objetivos en la vida. Es el instinto que nos impulsa a dejar un legado mediante la transmisión de nuestras ideas, obras, carisma o genes.  Es el instinto que nos hace desear ser visibles, influir en los demás, dejarles una huella emocional y vincularles a nosotros. Es el instinto del liderazgo, de la territorialidad, de la autosuperación y el vigor por hacer que las cosas sucedan. Es el instinto que nos hace vivir con intensidad, con fuerza y empuje.[/vc_column_text][image_with_animation image_url=”13639″ alignment=”center” animation=”Fade In” img_link_target=”_self”][vc_column_text]Tanto el instinto social como el instinto sexual / transmisor se ven afectados por el instinto conservación. Está claro: si no tienes buena salud y no tienes vigor físico, tampoco tendrás la energía y potencia necesaria para lograr tus objetivos “transmisores” en tu vida: conseguir logros, dejar un legado, superarte a ti mismo, alcanzar tus metas personales y dejar descendencia. Y si no tienes energía física, con el tiempo tus relaciones sociales empeorarán, puesto que no tendrás el buen ánimo necesario para enfrentarte con templanza ante los posibles conflictos, o no estarás en condiciones de relacionarte con normalidad con los demás.

En mi caso, mi instinto dominante es el social, y siempre me ha costado entender la enorme importancia que tiene el instinto de conservación. Las personas sociales solemos valorar más el instinto sexual / transmisor, y nuestro instinto ciego u olvidado suele ser el instinto de conservación. Por ejemplo, a las personas sociales les suele dar pereza dedicar tiempo para cocinar e ir al supermercado con una lista de compra de productos saludables, A los sociales les cuesta quedarse un fin de semana entero metidos en casa sin tener vida social para por ejemplo poder organizar su casa, amueblar, pintar o hacer obras de mantenimiento. A los sociales les da pereza interesarse por aprender a ahorrar, por saber invertir su dinero. También he conocido muchos sociales que debido al exceso de vida social acaban teniendo problemas de salud por trasnochar, comer siempre de restaurantes, ser fumadores y bebedores sociales, gastarse todo su dinero en actividades sociales, salir…

Pero claro, los sociales sí que valoran conseguir metas, tener liderazgo y ser reconocidos socialmente, por estos motivos valoran el instinto sexual / transmisor. Sin embargo, la única manera de tener energía y recursos suficientes para lograr los propios objetivos es cuidando el instinto de conservación. Y el problema es que muchos sociales, de tanta vida social no dedican el suficiente tiempo a mejorarse a si mismos, a lograr sus metas y superarse personal y profesionalmente. He conocido a muchos sociales que de tanta vida social y estar metidos siempre en líos con gente y grupos, se desentienden de cuidarse su salud, su alimentación, su dinero y su familia (instinto conservación) y esto les afecta también porque les impide desarrollar su instinto transmisor para lograr sus objetivos y sentirse realizados.

Por este motivo, me he dado cuenta de que las personas de instinto sexual / transmisor dominante suelen obsesionarse con el instinto de conservación, puesto que es el instinto de conservación lo que les da la energía necesaria para lograr sus objetivos transmisores. Por ejemplo, muchos individuos sexuales / transmisores son cocineros famosos que aparecen en la tele, son chicas y chicos atléticos que publican libros de dietas y comida sana, son deportistas que enseñan hábitos de salud, son gurús financieros que hablan de cómo ahorrar e invertir el dinero, son médicos o psicólogos que aconsejan (transmiten) sobre cómo dormir bien, comer bien, cuidar la salud…[/vc_column_text][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][image_with_animation image_url=”13620″ alignment=”center” animation=”Fade In” img_link_target=”_self”][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][vc_column_text]

3 HÁBITOS DE SALUD

Podríamos hablar largamente de la importancia de cuidar el instinto de conservación, pero voy a limitarme a hacer hincapié en cuidar 3 hábitos clave del instinto de conservación que son los que aportan la energía necesaria para que otros dos instintos (social y sexual / transmisor) funcionen correctamente:

  1. Dormir bien
  2. Comer bien
  3. Hacer deporte

1. DORMIR BIEN

La neurociencia ha descubierto los motivos fisiológicos para que durmamos mínimo 7 horas diarias, siendo lo óptimo 8 horas (los niños y mayores más tiempo). El argumento más convincente que he escuchado es el de Jeff Lliff, que comenta que es en el sueño cuando nuestro cerebro puede expulsar las toxinas acumuladas durante el día. Cuando dormimos pocas horas nuestro cerebro no es capaz de desintoxicarse totalmente, por eso nos sentimos cansados, no pensamos con claridad, estamos más deprimidos, somos más aburridos, menos creativos y menos productivos. Aquí abajo os dejo vídeos del TED interesantísimos sobre los últimos descubrimientos científicos sobre el sueño.[/vc_column_text][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][image_with_animation image_url=”13625″ alignment=”center” animation=”Fade In” img_link_target=”_self” img_link=”https://www.ted.com/talks/jeff_iliff_one_more_reason_to_get_a_good_night_s_sleep?language=es#t-323073″][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][image_with_animation image_url=”13624″ alignment=”center” animation=”Fade In” img_link_target=”_self” img_link=”https://www.ted.com/talks/russell_foster_why_do_we_sleep?language=es#t-411439″][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][image_with_animation image_url=”13627″ alignment=”center” animation=”Fade In” img_link_target=”_self” img_link=”https://www.ted.com/talks/emily_balcetis_why_some_people_find_exercise_harder_than_others/transcript?language=es”][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][vc_column_text]

2. COMER BIEN

Y en cuanto al tema de comer bien, está claro. Comer más frutas y verduras, no fumar, y beber con moderación. Reducir en lo posible el azúcar blanco y la sal. Hacer varias comidas al día. Hacer un desayuno fuerte, y la comida y la cena más ligeras. Está comprobado que la dieta mediterránea es una maravilla, nuestros abuelos comiendo así de bien están viviendo hasta los 90 años con salud.

Pero hay un peligro hoy en día con el tema de la obesidad y las dietas: y es la creciente obsesión de la gente con la comida, las dietas agresivas y la “vida sana”. Así pues, aquí os dejo un par de vídeos muy interesante sobre estos temas.[/vc_column_text][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][image_with_animation image_url=”13628″ alignment=”center” animation=”Fade In” img_link_target=”_self” img_link=”https://www.ted.com/talks/sandra_aamodt_why_dieting_doesn_t_usually_work?language=es”][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][image_with_animation image_url=”13629″ alignment=”center” animation=”Fade In” img_link_target=”_self” img_link=”https://www.ted.com/talks/aj_jacobs_how_healthy_living_nearly_killed_me?language=es”][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][vc_column_text]

3. HACER DEPORTE

Y lo del tema del deporte diario y semanal es otra de las claves para poder tener más energía física y mental. Mi abuela hasta los 97 años hacía deporte todas las mañanas en su bicicleta estática y se daba todos los días un paseo de una hora a lo largo del río Arlanzón de Burgos. Cada uno según su edad y gustos puede desarrollar un deporte que le guste.

La clave para mantener un hábito deportivo es que te guste. La psicología ha comprobado que nuestro nivel de autocontrol y fuerza de voluntad es limitada, así pues, sólo vas a mantener como hábito aquello que te aporte estímulos positivos. Por ejemplo, si a ti te aburre hacer deporte solo, pues busca un deporte de equipo. Si salir a correr o ir a nadar solo te da mucha pereza, pues apúntate a un equipo de “running” o a un equipo de natación.  A mi el deporte que mejor me viene es nadar, porque siento que me tonifica todo el cuerpo y adquiero fuerza y resistencia. Después de nadar siento que tengo mucha más energía para trabajar y mantener el ritmo durante toda la semana. Y como persona social, me encanta jugar al paddel y al fútbol con los amigos.

Aquí abajo tenéis un par de vídeos que están muy bien.[/vc_column_text][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][image_with_animation image_url=”13630″ alignment=”center” animation=”Fade In” img_link_target=”_self” img_link=”https://www.ted.com/talks/christopher_mcdougall_are_we_born_to_run?language=es”][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][image_with_animation image_url=”13631″ alignment=”center” animation=”Fade In” img_link_target=”_self” img_link=”https://www.ted.com/talks/emily_balcetis_why_some_people_find_exercise_harder_than_others/transcript?language=es”][divider line_type=”No Line” custom_height=”30″][vc_column_text]Alberto Peña Chavarino


Bibliografía recomendada:
Comer sin miedo, J. M. Mulet[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/4″][/vc_column][/vc_row]