El cambio generalmente no es en línea recta, sino que hay subidas y bajadas.

Éste es un concepto muy importante a tener en cuenta cuando nos proponemos realizar un cambio de hábitos en nuestra vida personal o profesional porque nos aporta una visión más sabia y realista de cómo funcionan los procesos de cambio.

Por ejemplo, cuando nos proponemos seguir una dieta para adelgazar, dejar de fumar, empezar un plan de entrenamiento físico, superar la vergüenza social, el miedo a hablar en público, controlar los enfados… etc, generalmente el cambio no es automático y en el camino van surgiendo bloqueos que nos dificultan cambiar…

Si quieres aprender a cambiar hábitos y conocerte mejor a ti mismo/a te recomiendo descubrir el Eneagrama y hacer el curso online de “Experto en Eneagrama”