[vc_row][vc_column width=»2/3″][vc_column_text]

Las personas con más autoestima suelen ser las personas más asertivas.
¿Qué es ser asertivo?
Tener el coraje de decir lo que piensas y la habilidad para no dejarte manipular por los demás.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/3″ animation=»none» column_padding=»no-extra-padding» column_padding_position=»all» background_color=»#c8eaf4″ background_color_opacity=»1″][vc_column_text]

La asertividad es el coraje de alzar tu mirada y decir lo que piensas

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»2/3″][vc_column_text]Cuando las personas no decimos lo que pensamos nos sentimos tímidos e incapaces. Al no afirmanos en nuestras convicciones, el mundo se nos hace un lugar hostil y difícil. Al no saber defender nuestros intereses, los conflictos se vuelven montañas. Y al no decir las cosas claras desde el principio, muchas veces los problemas con los demás con el tiempo se agravan.

Una persona asertiva sabe decir NO.
Eres asertivo cuando sabes decir NO con elegancia y firmeza:

Sabes decir: – NO ME INTERESA a un comercial que te intenta vender algo que no quieres.
Sabes decir: – NO ME GUSTAS a un pretendiente pesado 🙂
Sabes decir: – NO QUIERO ÉSTO, cuando alguien te fuerza a ir en contra de tus necesidades.
Sabes decir: – NO VOY A CAMBIAR, cuando otros intentan hacerte cambiar de opinión.
Sabes decir: – NO ME PREOCUPA, cuando alguien te hace sentir inútil por tu falta de habilidades.
Sabes decir: – NO ME IMPORTA, cuando los demás te piden explicaciones que no quieres dar.
Sabes decir: – NO SOY PERFECTO, cuando alguien te exige que justifiques tus errores.
Sabes decir: – NO LO SÉ, sin tener que sentirte tonto por no tener conocimiento de algo.

Así mismo, una persona asertiva sabe decir SÍ.
Eres asertivo cuando sabes decir SÍ con coraje y consideración:

Sabes decir: – SÍ SOY MI PROPIO JUEZ, tengo el derecho de juzgar mi propio comportamiento.
Sabes decir: – SÍ SOY RESPONSABLE de mis ideas y decisiones, sin tener que dar excusas por ello.
Sabes decir: – SÍ SOY ASÍ y no tengo ninguna gana de cambiar algo que no es bueno para mi.
Sabes decir: – SÍ QUIERO ÉSTO y no tengo por qué dar explicaciones, me gusta ésto y punto.
Sabes decir: – SÍ SOY COMO SOY tengo cosas buenas y cosas malas, pero yo decido cómo sentirme.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/3″ animation=»none» column_padding=»no-extra-padding» column_padding_position=»all» background_color=»#c8eaf4″ background_color_opacity=»1″][vc_column_text]

Las personas que no saben ser asertivas se sienten menos capaces de enfrentarse a los problemas

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»2/3″][vc_column_text]Hay personas que tienen la creencia que ser asertivo significa ser arrogante. No, no es lo mismo. Una cosa es ir por la vida siendo lenguaraz, impositivo, intimidativo, orgulloso, chulo y arrogante. Y otra cosa es ser asertivo.

La persona asertiva se respeta, lo primero de todo, a sí misma, pero también tiene un respeto absoluto por la dignidad de los demás. Pero respetar a los demás no es ir de “simpático”, “suave” o ir de “alma cándida». Una persona asertiva puede ser directa y firme al hablar, incluso puede tener un tono de voz potente y una mirada desafiante. Pero su desafío es defender lo que es justo, hasta en las situaciones donde otras personas se están portando de manera injusta o manipulativa con nosotros.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/3″ animation=»none» column_padding=»no-extra-padding» column_padding_position=»all» background_color=»#c8eaf4″ background_color_opacity=»1″][vc_column_text]

Ser asertivo no significa ser arrogante.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»2/3″][vc_column_text]Una de las cosas que he descubierto en mi consulta privada de coaching y psicología es que en las personas hay un antes y un después cuando aprenden a ser más asertivas. Es un cambio radical. Impresionante. Porque cuando una persona aprende a comunicarse, a decir lo que piensa, empieza a desatar un poder interior desconocido. Empieza a liberarse del miedo “al qué dirán”, a liberarse de tener que contentar a los demás, a liberarse del miedo a hacer sentir mal a los demás cuando son firmes y directos.

He visto, literalmente, personas “tímidas” que han pasado de ser corderitos asustados a ser valientes comunicadores. He visto a muchas parejas que han transformado su relación cuando han empezado a atreverse a abrir su corazón y empezar a decir lo que sienten. He visto personas que han superado su timidez y han sido capaces de defender su valor como profesionales en una entrevista de trabajo.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/3″ animation=»none» column_padding=»no-extra-padding» column_padding_position=»all» background_color=»#c8eaf4″ background_color_opacity=»1″][vc_column_text]

Existe un antes y un después en la vida de una persona que aprende a ser asertiva

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»2/3″][vc_column_text]Estoy convencido de que la falta de autoestima tiene uno de sus fundamentos más profundos en esa falta de asertividad. Cuando era niño leí una frase que me impactó con enorme fuerza: “El liderazgo pertenece a la persona que es capaz de levantarse y decir lo que piensa”.

Cuando una persona empieza a desarrollar ese coraje y esa valentía interior, poco a poco va sintiendo cada día mayor sensación de autocontrol, y mayor seguridad a la hora de enfrentarse al mundo.

Y he descubierto que para desarrollar ese coraje, muchas veces lo único que hace falta es aprender las técnicas adecuadas. Aprender técnicas de asertividad es igual que aprender artes marciales. Cuando más karate, judo o defensa personal se aprende, más seguro uno se siente. Y cuantas más técnicas se aprenden de asertividad, comunicación, resolución de conflictos y oratoria, más sensación de poder personal uno siente que se desata en su interior.

Si quieres aprender técnicas de asertividad, en los próximos artículos explicaré potentes técnicas.
Sin embargo, al igual que las artes marciales, la única manera de aprenderlas es practicando.

Por este motivo, si de verdad quieres aprender a ser asertivo, a potenciar tus habilidades de comunicación y sentir una autoestima como nunca antes a la hora de enfrentarte a conflictos con los demás, te recomiendo que vengas al curso “Inteligencia Comunicativa” que haremos en Madrid el 21 y 22 de Marzo en Madrid.

El curso “Inteligencia Comunicativa” es un curso extraordinario. No es sólo un curso de comunicación donde aprenderás técnicas, es un entrenamiento para la vida. Es un refuerzo de la autoestima y de la sensación de ser capaz de afirmarse como nunca antes. El curso “Inteligencia Comunicativa” te cambiará la vida.

 


* Bibliografía Recomendada:
CUANDO DIGO NO ME SIENTO CULPABLE, Manuel J. Smith
–[/vc_column_text][vc_column_text]Alberto Peña Chavarino [/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/3″ animation=»none» column_padding=»no-extra-padding» column_padding_position=»all» background_color=»#c8eaf4″ background_color_opacity=»1″][vc_column_text]

El liderazgo pertenece a la persona que es capaz de levantarse y decir lo que piensa

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]